Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune by mail
por: Chrystiam Andrey Rincón Dorado

La algarabía del patio siempre me despierta los murmullos, los pasos que se arrastran por aquel suelo en ladrillo y concreto empiezan a moverse de un lado para otro, poco a poco y con la luz del sol que se asoma por entre las ramas del árbol de mango más grande del patio, los murmullos y pasos se hacen mas fuertes, y aunque se que debo levantarme, la pereza me detiene unos minutos más en cama, aquella cama que ha sido testigo de las noches de cansancio y agotamiento después de un duro día de trabajo en nuestra fundación.

Cada mañana que me levanto se que tengo una responsabilidad muy grande, sacar adelante además de mis dos hijos, mi niña de once y mi niño de nueve, los abuelos que están en nuestra familia, mi mamá Alicia Hernández, Lina Mercedes mi hermana y Albenis mi cuñada. Domingo a domingo estamos encargados de cuidar a veinte abuelitos y dos jóvenes, quienes por cosas de la vida llegaron a nuestra familia y quienes paso a paso se han adaptado aun nueva forma de vida, lejos de la calle, sin vicios, sin soledad y sobretodo con el respaldo y los cuidados del amor fraternal; hace seis años nos embarcamos en este proyecto de crear la Fundación Divina Providencia, en todos estos años hemos recibido a muchos abuelos pero cincuenta y cinco (55) se han ido con papá Dios, dejándonos el recuerdo en cada uno de nuestros corazones,
Antes de salir de la ducha se que el día que me espera no será nada fácil, asistir a veinte abuelitos, bañarlos, vestirlos, darles el desayuno, arreglar sus cuartos, hacer el oficio, entre otras muchas cosas, son el común denominador diario; pero eso no importa, eso pasa a un segundo plano, servir y agradecer a Dios por darnos la oportunidad de disfrutar cada día es lo mas importante. Después de que mi mamá fuera curada de un cáncer terminal entendimos la experiencia de amor más grande que mi Dios pudo darnos, entendimos que nuestra vida debe estar guiada a servir y que nuestra Fundación, nuestra Casa Hogar la acompaña Dios y se sostendrá de la Divina Providencia de las personas dispuestas a servir.
El 25 de diciembre del año pasado llegó Robert un joven de treinta y un años, desafortunadamente es una persona que vivió en un mundo oscuro, en la delincuencia, las drogas, el asesinato, y el sufrimiento. El día en que ingreso a esta fundación llego en muy mal estado de salud, fue herido con un impacto de bala en la columna vertebral después de un enfrentamiento entre pandillas, y quedo con inmovilidad en sus piernas. Robert fue malo, fue una persona que robó, mató, alguien que no supo escoger el camino de la vida y quizás como karma de todo el mal que hizo a muchas personas terminó como esta, en estos diez meses que lleva acá nos tocó correr y pedirle a Dios que le ayude y lo mantenga con nosotros.
La discapacidad está en la mente, si uno tiene ganas de salir adelante todo se puede, eso es lo que le repito todos los días a Robert que contra todos los pronósticos se ha mejorado, poco a poco, con paciencia, con mucho dolor, pero sobre todo con la ayuda de mi Dios y con mucha fe, ya se alejó del peligro, dejó de estar en la cuerda floja para regresar con nosotros, han sido diez meses de limpiezas, curaciones y oración, de días buenos y otros no tanto, pero lo más importante es que limpie su corazón, qué deje todo el rencor que tiene, la sed venganza, que deje a un lado el deseo de levantarse de la cama y poder devolver el mal a quienes le hicieron eso. Es algo difícil, porque el dolor que se siente deber ser muy grande, pero de una forma u otra intentó hacerle entender que le dieron otra oportunidad que muchos no reciben y que el que hace daño, recogerá mal para sí mismo.
Cuando lo trajimos acá fue muy difícil para nosotros porque no tenemos todos los instrumentos ni las comodidades para poder atenderlo ni a él ni al resto de abuelitos como se merecen. Es un esfuerzo diario por conseguir la comida y por atenderlos de la mejor manera, esforzándonos por utilizar de la mejor forma posible todo lo que tenemos a nuestro alcance. Por cosas de la vida, un amigo de la familia me brindó la oportunidad de estudiar enfermería, tomé este gran regalo como un reto de mi vida porque se que tengo una responsabilidad muy grande con esta fundación que me ha dado todo y me ha hecho tal como soy, todas las trasnochas daban sus frutos cuando podía atender a un abuelo en el momento qué lo necesitaba, cada cosa nueva que aprendía era únicamente pensado en y para la fundación, todo el trabajo hecho por el bien de la historia, historia que se ve reflejada en ellos, nuestros abuelos.
En la pierna de Robert quedó una herida del tamaño de mi puño y de tal profundidad que lograba meter la mitad de mi antebrazo, herida que a pesar de todas las curaciones que se le han hecho durante estos diez meses no quiere sanar del todo, que ha mejorado claro, el tamaño de la herida ha disminuido hasta casi desaparecer, pero no podemos perderla de vista, hay que limpiarla todos los días para que no retroceda en su proceso. Las limpiezas a esa gran herida eran eternas, y Robert esperaba ansiosamente que terminara todos mi quehaceres en la fundación, para iniciar con las largas secciones de dolor, dolor que debía ser aguantado y era soportado únicamente por la esperanza de mejorarse, con tijeras, llena de valor y cuidado, cortaba poco a poco de inicio a fin toda la piel muerta de color oscuro que si no era retirada posiblemente causaría una infección y complicaciones en la herida, momentos eternos que terminaban con una sonrisa de Robert en agradecimiento por el arduo trabajo que permite que cada día se sienta mejor.
Es cierto que en varios momentos de nuestra vida queremos tirar la toalla, queremos rendirnos y no seguir más, hay mañanas en las que saber todo el esfuerzo que debemos hacer me parece imposible de lograr, y es en aquellos días de desolación, que mi mamá o mi hermana son el bastón, son el apoyo que mi fuerza necesita para seguir cada día con la tarea que se nos ha sido encomendada servir y luchar por un futuro mejor para los abuelos, personas que tienen una historia de vida, abuelos que han sido olvidados, han sido rechazados, padres que han tenido que soportar ser desechados por sus propios hijos, almas que han sido consumidas o por el alcohol o por la drogas, seres humanos que se sienten solos en un mundo cada vez más poblado, mundo que a pesar de tener más personas está más vacio, mundo que no debe esperar a ser viejo para entender el secreto de la bondad.
Es increíble conocer hasta donde puede llegar una persona por odio y rencor, es contradictorio saber que hacemos mal cuando fuimos creados solo para dar lo mejor de nosotros a los demás, son incontables los días de dolor que nos causamos a nosotros mismos con nuestros actos despiadados hacia los demás, lo que siembras recogerás, quizás sea ley de vida o de Dios, pero lo más importante es aprender a aprovechar las segundas oportunidades, por que de esas no se dan todos los días, oportunidades de vida para cambiar nuestro rumbo, lo que hacemos y como pensamos, pero intentar que personas como Robert que crecieron y durmieron bajo ese mundo rodeado de maldad, sufrimiento y soledad, cambien de un día para otro no es trabajo fácil. Solo una experiencia fuerte de vida y muerte quizás logrará que se cambie la manera de pensar.
Poco a poco Robert se está dando cuenta que lo que le pasó fue el resultado de sus actos, que si está como está es solo por sus actos y por todo el mal que hizo, aunque el rencor y las ganas de venganza no se van de su corazón, esta entendiendo que ha sido bendecido y que tiene una nueva oportunidad de vida, una nueva vida que no puede ser igual a la que tuvo, sabe que debe ser fuerte para vencer el mal que llevaba consigo y para salir adelante con la limitación que lo aqueja.
No se si los milagros existan, pero que después de tanto tiempo Robert sienta un hormigueo en sus piernas y las sienta parte de él, deber ser milagroso, por eso no me cansaré de repetirle cada mañana, Dios nunca deja a sus hijo solos, siempre espera que nuestros corazones se limpien, las cosas pasan siempre son por una razón, debemos aprender algo de todo lo que nos ocurre, y nunca aunque creamos lo contrario nos dejara solo, siempre habrá un ángel que no protegerá y muchos de ellos quizás no sean celestiales, pero si vivirán entre nosotros.
valora este artícul: 
You can leave a response, or trackback from your own site.

0 Response to "NUNCA ESTAREMOS SOLOS, SIEMPRE HABRÁ UN ÁNGEL ENTRE NOSOTROS"

Publicar un comentario

Violemur: Retrato del conflicto

Audio: El Cuarto de San Alejo “la memoria”

Especial fotográfico I: Panorama de los parques infantiles de Neiva, una ciudad con pocos espacios de esparcimiento. Lo que deberían ser parques de recreación son zonas inseguras y de columpios en mal estado que se convierten en armas letales. Parque del barrio el Triangulo comuna uno de Neiva. Ver fotografías ******************************  
Artículo relacionado *(Especial fotográfico II): Triste y desolado luce el parque el Zancudo frente al Colegio Claretiano en la comuna uno de Neiva. (ver imágenes) **********   *(Especial fotográfico III): El parque del barrio Capitán Vera parece las ruinas de un pueblo desolado en medio del desierto. (ver imágenes) ***********     *(Especial fotográfico IV) *Un parque que le quita "Fortaleza" al sector. (ver imágenes)

***************************  
problemática jardín Botanico de Neiva- contaminación el jardín Botanico de Neiva es un ecosistema relevante que se tiene que preservar, actualmente se encuentra abandonado, su lago está lleno de vertimientos y escombreras. el futuro de este jardín es incierto. Click aquí
***********************   ************************  
*********************************  

LAS 9 SECCIONES

EDITORIAL, artículos generados en una temática de mutuo acuerdo por parte del grupo de periodistas.
QUE NOTA EN LA U, está dedica generar artículos noticiosos, informativos y de opinión en torno a temáticas que se desarrolla en la universidad Surcolombiana.
NAVEGANDO, es una sección dedicada a la tecnología, la ciencia y la investigación.
H37, es la sección donde se tratan temas de interés y acontecer regional y nacional, su nombre hace referencia H= Huila. 37= municipios del departamento.
EN LA RUTA, hace referencia artículos de agenda cultural, análisis de temas culturales, donde los lectores se pueden programar de eventos con criterio.
ZONAMBIETE, sus artículos giran en torno al eje temático del medio ambiente.
KILÓMETROS, es la sección de deportes en la esfera regional, nacional e internacional.
LA SECCIÓN, un espacio dedicado a crónicas, reportajes, entrevistas y perfiles.
AUDOVISUAL, es la sección para productos audiovisuales, foto-reportajes y caricaturas en diferentes temáticas

Buscar este blog

Archivo del blog

___Artículos publicados por sección

Páginas recomendadas