Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune by mail
LA BANDA 100 DE CILANTRO Y SU CAMINO MUSICAL.
La música no se siembra en Tierra Mala porque nace en Neiva.

Por: Yuri Tatiana Merchán Perdomo


Diego Fernando Bonilla es un joven universitario de la USCO estudiante de Ingeniería de Petróleos, que conforma el grupo musical CIEN DE CILANTRO, una banda que nació a pesar de los miles inconvenientes del medio, y que al inicio se construyó con sueños pero que hoy en día es una promesa musical ya que cuenta con las herramientas necesarias para mostrar el talento de los jóvenes de la ciudad de Neiva, una capital que ha sido estigmatizada por los medios de comunicación a tal punto en que es considerada “la ciudad más feliz de Colombia”, hasta cuna de fuerzas insurgentes y de universidades nidos de guerrilleros y terroristas.

Este grupo de muchachos vieron en la música una forma de expresión, lograr mostrar que en Neiva, su ciudad, no todo es malo, que en las universidades hay talentos y que a punta de esfuerzos y sacrificios se sale adelante.

¿Cómo surgió el proyecto de la creación de una banda musical?
Nuestra banda ha sido un proyecto desde que éramos niños, los creadores fueron tres Frank Marcel Moreno Charry el baterista, Cristian Andrés Guio que es el bajista y voz principal y yo me acople algo después. El sueño de este proyecto era de Frank, puesto que el fue quien inició con la idea de formar una banda… tanto así que nos gustó la idea.



¿Contaban ustedes con capacitaciones o con algún tutor que guiara el proyecto?
Sí, en el colegio Atanasio Giradot. Frank el gestor habló con el rector de la institución, y este decidió financiar la intención de estos chicos. Entonces inician en el colegio la compra de los instrumentos en febrero de 2005, y con esto nace la primera banda del colegio. Se hicieron convocatorias de jóvenes para conformar mejor la banda y que estuvieran dispuestos a participar. En ese grupo de gente caí yo como vocalista supuestamente (risas) pero noooo… yo no canto, solo en el baño. Luego de ello nos pusimos en la tarea de pensar el nombre y surgieron muchos algunos que no… nos hacían reír, pero al final nos decidimos por HIPERION. Así que iniciamos con rockcito clásico como un estilo similar al grupo Vilma Palma, en este género fueron nuestras primeras canciones, las que tocó la banda en sí, y así nos dimos a conocer en el colegio gracias a la ayuda del colegio y del profesor de Música.

Al año de la conformación de la banda surgió uno de los primeros problemas: al profesor de música lo trasladaron y en cambio trajeron a un profesor ya de edad, cerca de unos 60 años. Todo fue caos en esa época. Nos disociamos un tiempo. En ese stop empecé a tener una especie de obsesión a un instrumento, quería sobresalir individualmente, al principio quería tocar la batería, pero con el tiempo me decidí por la guitarra, tanto así que mi mamá por fin me compró una guitarra de esa baratas, esa ya se júbilo!!!. Con esta comencé a recibir clases de guitarra del hermano de Cristian el bajista, el sabe mucho, y me dio secciones de música intensivas por tres meses y ya después de eso tenía el mismo nivel que él que llevaba tres años en el conservatorio.
Ya después en el 2006 se consolida de nuevo la banda con el maestro de música para ver que se podía hacer. Con el profesor surgió muchos problemas ya que el estaba muy adaptado a la música colombiana y nuestro estilo es el rock, generando así un choque generacional. Y más aun cuando entre yo como guitarrista principal, con mi propio instrumento, con mi guitarra eléctrica – que me la financió mi familia y me tocó pagarla poco a poco -, y entonces fue más fuerte los problemas con el profesor, ya que yo le daba a las canciones con mi instrumento un toque de rock, un poco pesado.
Mientras tanto, el profesor para no perder las riendas del grupo y para acoplarnos a su estilo, a la música clásica colombiana, nos puso a tocar el Himno Nacional y a interpretar canciones que nosotros nos negábamos a tocar por obvias razones, pero nos tocó por fuerza mayor, ya que si no lo hacíamos nos quitarían la financiación. En este momento la banda decayó musicalmente porque en las presentaciones se tocaban las canciones que se ensayaban con el profesor, y al final no sonaban bien porque no las interpretábamos de buena gana, creándose así una parada musical original del grupo, y el público nos empezó a coger odio, especialmente los del colegio. Seguimos así hasta que a final de año, en 11 nos graduamos y cada uno cogió por su lado.


¿Se volvieron a encontrar?
Sí, al terminar el colegio cada uno se vinculó a su carrera, pero luego nos volvimos a encontrar y a consolidar.
Entonces empezamos toques para que la banda fuera reconocida. Comenzamos por las instituciones educativas en diferentes eventos, y nos fue muy bien, tanto que después nos solicitaban para volver.

El colegio los financiaba a ustedes por pertenecer a su institución. ¿Qué paso cuando salieron? ¿Siguieron con el convenio?
No. De una u otra manera conseguimos alquilar los instrumentos que eran el bajo y la batería, ya que yo contaba con mi guitarra. En ese tiempo se nos fue siempre plata. Para ello realizábamos rifas. Pero después nos cansamos de gastar tanta plata, y decidimos tomarnos un bread de un mes. Ya en el 2008 más o menos en marzo nos surge una propuesta de tocar en el San Pedro Plaza Comercial, y la acogimos. Con este acontecimiento fue que surgió el nombre de 100 de Cilantro.


¿Por qué decidieron llamarse 100 de Cilantro?
Esto fue algo muy cómico, nos encontrábamos sentados precisamente pensando en un nombre más llamativo y comercial para salir y presentarnos ese día, un sábado. No sabíamos que nombre ponerle. Y precisamente en la esquina que nos sentamos, en la casa de atrás de nosotros se ubicaba una tienda. En un momento dado nos quedamos callados, y llega un chico de seis años a pedirle al tendero 200 de cilantro. Esa frase nos quedó sonando. En ese instante recordé que cuando yo era niño mi madre me mandaba a la tienda a comprar 100 de cilantro, entonces yo les dije: “que tal 100 de Cilantro”. A la gente del grupo como que les gustó y nos quedamos con ese nombre “100 de Cilantro”. Un amigo también egresado del colegio Víctor Alfonso Durán que está estudiando diseño gráfico nos diseño el logo, que a propósito quedó muy bacano.

¿Siguieron con el problema de los instrumentos?
Sí. Decidimos tomar otro break hasta que cada uno tuviera sus instrumentos.
Frank y yo decidimos entrar al conservatorio para mejorar nuestra música. Ya como en agosto nos volvimos a reunir porque ya cada uno tenía sus instrumentos. Así que decidimos ampliar nuestro grupo a un cuarto participante, un guitarrista Kevin quien dedica todo el tiempo al proyecto, y es quien nos ha inyectado una nueva ola, un nuevo aire a la banda, ya que nos estamos metiendo con música más moderna, mas rock, un tipo punk rock y tirando a veces a un neo, pero nos concentramos mas en nuestro estilo, el rock.

¿Qué tipo de público piensan manejar? ¿Ya lo tienen definido?
La definición del público es importante. Tratamos de dividir las clases de públicos y las clasificamos así: las personas que escuchan vallenato y a la vez tropi – pop y tal vez una que otra canción de rock clásico. Y están las otras personas más roqueras o de otros géneros como el punk, el heavy y llegarles a estas personas es algo difícil ya que son muy radicales. Lo que queremos nosotros es llegarles al mayor público posible así que nos decidimos por el rock en español y una u otra canción pesada. El rock por ser la cuna de muchos de los géneros nos parece importante inclinarnos en esta tendencia, al ser muy aceptable y llamativo a la mayoría de las personas.

¿Quién realiza la composición de las canciones?
Nosotros. Tenemos muy en cuenta lo que sucede alrededor de nosotros, lo que nos pasa, tal vez internamente. Tenemos una canción acerca de cómo se conformó el grupo, la cual, le estamos haciendo unos arreglos.
Tenemos una idea, y es pasar el vallenato TIERRA MALA a rock, y nos está quedando muy buena ya que es un proceso de mucho cuidado. Un proceso que lleva escuchar la canción, definir armonías y así mirar que arreglos se le puede hacer para llevarla a un género como el rock y que métrica puede ir y adaptar los cambios de velocidad y tiempo para que la canción suene bien y no macheteada.
Lo que queremos con esto, es coger nuestro material colombiano y no salir a cantar en inglés y abandonar nuestra cuna, por otro lado también porque canciones viejas así, son muy llamativas.

¿Qué metas se han propuesto a futuro?
Sacar el primer álbum, el primer sencillo con las canciones. Pero antes de eso seria legalizar la banda con las canciones ya definidas, para que al inicio no nos genere un peso muy fuerte, ya que sería más profesionalismo y responsabilidad al estar legalizada.
Lo que si queremos es tener nuestro propio álbum, ser reconocidos por lo que hacemos, que guste a nuestro público, que sería lo único que nosotros esperamos por ahora.
valora este artícul: 
You can leave a response, or trackback from your own site.

2 Response to "Entrevista a Diego Bonilla guitarrista principal."

  1. Anónimo Said,

    no ese grupo es una... nadie lo conoce, solo el que lo entrevisto... que se hagan conocer

    Posted on 21 de mayo de 2009, 15:17

     
  2. TATIANA MERCHAN Said,

    QUERIDO ANONIMO, LA VERDAD MI INTENSION NO ES EL DE DEMOSTRAR QUE ALGUIEN ESTA EN LA FAMA O EN EXTASIS TOTAL DE LA MUSICA.
    REALMENTE LO QUE QUIERO RESALTAR ES QUE EN NUESTRA UNIVERSIDAD HAY ARTE, Y NO SOLO CONMEMORACIONES MAL HECHAS, QUE BUSCAN LA GUERRA ABSURDA Y SIN NINGUN FIN.
    DE TODOS MODAS GRACIAS, Y LA PROXIMA VEZ HAS CRITICAS CONSTRUCTIVAS.

    Posted on 11 de junio de 2009, 11:45

     

Publicar un comentario

Violemur: Retrato del conflicto

Audio: El Cuarto de San Alejo “la memoria”

Especial fotográfico I: Panorama de los parques infantiles de Neiva, una ciudad con pocos espacios de esparcimiento. Lo que deberían ser parques de recreación son zonas inseguras y de columpios en mal estado que se convierten en armas letales. Parque del barrio el Triangulo comuna uno de Neiva. Ver fotografías ******************************  
Artículo relacionado *(Especial fotográfico II): Triste y desolado luce el parque el Zancudo frente al Colegio Claretiano en la comuna uno de Neiva. (ver imágenes) **********   *(Especial fotográfico III): El parque del barrio Capitán Vera parece las ruinas de un pueblo desolado en medio del desierto. (ver imágenes) ***********     *(Especial fotográfico IV) *Un parque que le quita "Fortaleza" al sector. (ver imágenes)

***************************  
problemática jardín Botanico de Neiva- contaminación el jardín Botanico de Neiva es un ecosistema relevante que se tiene que preservar, actualmente se encuentra abandonado, su lago está lleno de vertimientos y escombreras. el futuro de este jardín es incierto. Click aquí
***********************   ************************  
*********************************  

LAS 9 SECCIONES

EDITORIAL, artículos generados en una temática de mutuo acuerdo por parte del grupo de periodistas.
QUE NOTA EN LA U, está dedica generar artículos noticiosos, informativos y de opinión en torno a temáticas que se desarrolla en la universidad Surcolombiana.
NAVEGANDO, es una sección dedicada a la tecnología, la ciencia y la investigación.
H37, es la sección donde se tratan temas de interés y acontecer regional y nacional, su nombre hace referencia H= Huila. 37= municipios del departamento.
EN LA RUTA, hace referencia artículos de agenda cultural, análisis de temas culturales, donde los lectores se pueden programar de eventos con criterio.
ZONAMBIETE, sus artículos giran en torno al eje temático del medio ambiente.
KILÓMETROS, es la sección de deportes en la esfera regional, nacional e internacional.
LA SECCIÓN, un espacio dedicado a crónicas, reportajes, entrevistas y perfiles.
AUDOVISUAL, es la sección para productos audiovisuales, foto-reportajes y caricaturas en diferentes temáticas

Buscar este blog

Archivo del blog

___Artículos publicados por sección

Páginas recomendadas